A propósito de Franco: El Valle de los Caídos

En estos días en España se está hablando mucho de un monumento. Es un monumento al que los turistas que visitan Madrid suelen acudir esperando no se sabe muy bien qué.

Cuando trabajaba a pie de calle muchos turistas desconocían qué era el Valle de los Caídos y muchos me preguntaban que qué era lo que allí había. Su curiosidad aparecía normalmente una vez que ya conocían otros destinos turíticos cercanos a Madrid.

Los hechos históricos que de este lugar se pueden describir son los siguientes:

Ese monumento, es una mezcla de la megalomanía de un dictador mediocre, pero siniestro, como todos los dictadores y la desvergüenza de una Iglesia católica y cristiana que se posicionó de lado del vencedor, del dictador, del opresor, en lugar de situarse del lado del oprimido.

El Valle de los Caídos es la broma final del General Dictador Francisco Franco. El Valle de los Caídos es un mausoleo compuesto por una basílica y una abadía y una cruz de 150 metros de alto.

La construcción

El Valle de los Caídos, inicialmente, nace para ser un monumento destinado a honrar el alma del los que murieron del bando de los golpistas en la guerra civil española, es decir, en una guerra entre nacionales de un mismo país, es decir para honrar a los que lucharon para el dictador.

Pero parece que después de dar un golpe de estado en España en julio de 1936 y porvocar una guerra que duró casi tres años, hasta el 1 de abril de 1939. Después de ocasionar multitud de masacres , después de represaliar a 500.000 personas una vez que los golpistas, liderados por el dictador Francisco Franco, ganaron la guerra. Después vino la traca final.

Enlaces relacionados:  City Tour, todo lo que incluye tu billete

Despúes de eso, con la connivencia de la Iglesia catolica, manda contruir, en 1957 y por decreto, ese «conjunto monumental «:

Fue contruido por los perdedores de la guerra civil en condiciones penosas. Unos 20.000 presos políticos, bajo las normas del Patronato Central de Redención de Penas por el Trabajo, fueron los arífices de este monumento que debería ser un homenaje a la fraternidad en lugar de un homenaje al mayor fraticida de la historia moderna española.

FOTO NETICOLA

Los enterrados

Muchos esclavos del bando perdedor perdieron su vida en la realización esta grotesca construcción. Allí fueron enterrados, en la obra. Allí también fueron enterrados muertos del bando ganador – porque los que comienzan una guerra y mueren en ella, son muertos-. Y asesinados del otro – porque los que sufren una guerra y luchan contra los golpistas, son asesinados. Asesinados por los que están fuera de la legalidad, los que se sublevan, lo que no respetaron la ley.

Allí fueron a parar, en primer lugar, los restos de un también golpista y dictador, que al igual que el dictador Franco, tenía como ideología una corriente política tan deleznable como el fascismo de Musolini . Este señor es el dictador Primo de Rivera.

Enlaces relacionados:  PLANES VERANIEGOS DE CIUDAD

Allí también se hizo enterrar el dictador Franco y allí sigue enterrado, en un conjunto monumental propiedad actualemente de Patrimonio del Estado.

Y se da la paradoja de que España ahora es un régimen democrático. Un régimen democrárico que ha sabido recomponer sus derechos y libertades. También la convivencia entre nacionales después de 40 años de opresion, de restricciónes, de silencio y de oscuridad. Los españoles hemos sabido superar 40 años de división de la dos españas. División perfectamente inducida y planeada por una dictadura que sólo miraba un ombligo, el de su dictador.

Este dictador militar asesinó sistemáticamente a sus nacionales porque no pensaban como él, porque le cuestionaban, o simplemente porque no actuaban conforme su moral. Otro motivo de asesinato era no estabar de acuerdo con las creencias religiosas del dictador. Un monstruo así no debería tener un monumento donde se le rinda homenaje. Eso es una aberración, una anomalía histórica.

Eso es lo que pasa en España. Un militar que se sublevó contra el Gobierno elegido por el pueblo en febrero de 1936, tiene, tras 44 años de su fallecimiento un lugar de culto en el centro de España. Este lugar lo mantenemos todos los españoles con nuestros impuestos. Y la Iglesia lo protege.

Y ahora, el que quiera ir que vaya, pero sabiendo lo que es.

Comparte. Síguenos.
Puntúa la entrada:
Gracias por votar. Nos ayudas a ser mejores.